LEY DE PREVENCIÓN DE PERDIDAS Y DESPERDICIO ALIMENTARIO

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario en España. Esta ley tiene como objetivo reducir el desperdicio de alimentos y fomentar su mejor aprovechamiento. En el año 2020, los hogares españoles desperdiciaron 1.364 millones de kilos/litros de alimentos. Lo que equivale a una media de 31 kilos/litros por persona.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado la importancia de esta ley. Ya que supone una pérdida de 250 euros por persona. La ley busca regular y concienciar sobre el desperdicio de alimentos, favoreciendo la donación de alimentos aptos para el consumo humano.

El desperdicio de alimentos no solo tiene consecuencias económicas y ambientales, sino también un fuerte componente ético. Esta ley es pionera en España, habiéndose legislado previamente sobre esta materia en Francia e Italia.

Con la aprobación de esta ley, el Gobierno español avanza en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La ley abarca todas las fases de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo, y promueve buenas prácticas en cada etapa.

La ley establece que todos los agentes de la cadena alimentaria deben contar con un plan de prevención de pérdidas y desperdicios. Además se establece una jerarquía de prioridades para el uso de los alimentos. La donación para consumo humano es la máxima prioridad. Seguida de la transformación en otros productos. El uso como alimentación animal. La fabricación de piensos. La utilización como subproductos en otras industrias. Finalmente, la obtención de compost o biocombustibles.

Además, se promueven medidas de buenas prácticas. Como la venta de productos imperfectos, el consumo de productos de temporada y de proximidad, y la adecuación de las fechas de consumo preferencial para evitar el desperdicio.

La ley también establece la obligación de un plan de regulación para cada agente de la cadena. Existe también un régimen sancionador para aquellos que no cumplen con las disposiciones de la ley.

En resumen, esta ley busca reducir el desperdicio alimentario en España, promoviendo la donación, concienciando a la sociedad y tomando medidas para un mejor aprovechamiento de los alimentos en todas las etapas de la cadena alimentaria.

¿Quieres estar al tanto de las normativas vigentes y las futuras? ¿Necesitas consejo en el sector agroalimentario? Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Translate »
Scroll al inicio
A %d blogueros les gusta esto: